El Camino De Santiago es espacio sagrado para la meditación.
Y viene al pensamiento una cita de R. Tagore sobre la plenitud de la paz:
“No es para mí el amor desenfrenado, semejante al vino que espuma y que, tras hacer estallar la vasija que lo contiene, se desperdicia.
Envíame el amor puro y fresco como tu lluvia, que bendice a la tierra sedienta y llena las jarras de arcilla de los hogares.
Envíame el amor que empapa el centro del ser y desde allí se expande como la savia invisible por las ramas del árbol de la vida y produce frutos y flores.
Envíame el amor que da quietud al corazón con la plenitud de La Paz”.
Ultreia et Suseia.
Buen Camino
Fray Francisco Castro Miramontes
Meditación en el Camino
4.3 (86.67%) 30 votos