Paz y bien:
En lo alto de la montaña se escucha el silencio de la naturaleza, que es voz que enamora.
En lo alto de la montaña se puede contemplar la excelsitud celestial, sintiéndote parte de un todo universal.
El peregrino, la peregrina, asciende a las montañas, todo un símbolo de búsqueda y encuentro.
Cuesta subir, es cuesta arriba, pero merece la pena.
Camina. Y no lo dudes, si hay que subir, asciende.
En la cumbre de la montaña te aguarda el abrazo del silencio, la voz de la paz
Ultreia et Suseia
Fray Francisco Castro Miramontes
En lo alto de la montaña
4.58 (91.67%) 12 votos