La semana pasada anduvo por la ciudad de Burgos ell conde alemán Max Bon Baden, para reunirse con el acalde, Juan Carlos Aparicio, con el objetivo de solicitar autorización para que una réplica de las diligencias holandesas del siglo XVIII pueda recorrer en 2010 las calles de la ciudad en su ruta hacia Santiago de Compostela.

Según ha explicado el conde, la diligencia, tirada por cuatro caballos, realizará paradas en la Iglesia de Santa María la Real y Antigua, la Catedral y el Ayuntamiento. La diligencia transportará a doce pasajeros para realizar el Camino de Santiago en 2010, Año Santo Jacobeo.

En Burgos, como en toda la ruta jacobea, la expedición requerirá de un amplio espacio para ubicar toda su infraestructura, compuesta por la diligencia, los camiones y los boxes en los que descansan los pasajeros, sus acompañantes y los caballos.

Vota esta noticia