Paz y bien:
La conclusión y el comienzo de un nuevo año supone siempre una invitación a seguir avanzando. El tiempo, el calendario, al igual que el camino de Santiago, delinea y supone una serie de etapas que hay que ir completando… Siempre mirando hacia delante, pero con los pies sobre la tierra; siempre bañados en el realismo del momento, pero también abrazados por el idealismo que mueve corazones hacia metas heroicas.
Mirar atrás, es reconocer el camino ya recorrido… mirar hacia delante, es como levantar la mirada y contemplar el horizonte hacia el que vamos. Pero lo importante y decisivo es que estamos en camino, es la hora del paso concreto, humilde paso que supone siempre un avance, aunque duela.
Sigamos caminando en este nuevo año para ir construyendo, con las pisadas del amor y la solidaridad, un mundo nuevo.
Ultreya et Suseia. 
Buen Camino!
Fray Francisco Castro Miramontes

 

Ante el año nuevo
4.25 (85%) 12 votos