CAPÍTULO III: Los nombres de las villas del Camino

De Somport a Puente la Reina, éstas son las localidades que se encuentran en la ruta jacobea: la primera es Borce, al pie del monte, en la vertiente de Gascuña; viene luego, cruzada la cima del monte, el Hospital de Santa Cristina, después Canfranc, a continuación Jaca, luego Osturit, después Tiermas con sus baños reales, que fluyen calientes constantemente. Luego Monreal y finalmente se encuentra Puente la Reina.

En cambio, en el Camino de Santiago que desde Port de Cize conduce a la basílica del santo en Galicia, se encuentran las siguientes localidades más importantes: en primer lugar, al pie del mismo nombre de Cize y en la vertiente de Gascuña, está la villa de Saint-Michel, luego, pasada la cima del monte, se encuentra el Hospital de Roldán, luego la villa de Roncesvalles, luego se encuentra Viscarret, después Larrasoaña, luego la ciudad de Pamplona, a continuación Puente la Reina, después Estella, fértil en buen pan y excelente vino, así como en carne y pescado, y abastecida de todo tipo de bienes.

Vienen luego Los Arcos, Logroño, Villarroya, la ciudad de Nájera, Santo Domingo, Redecilla, Belorado, Villafranca-Montes de Oca, Atapuerca, la ciudad de Burgos, Tardajos, Hornillos, Castrojeriz, el puente de Itero, Frómista y Carrión, que es una villa próspera y excelente, abundante en pan, vino, carne y todo tipo de productos. Viene luego Sahagún, pródigo en todo tipo de bienes, donde se encuentra el prado donde, se dice, que antaño reverdecieron las astas fulgurantes que los guerreros victoriosos habían hincado en tierra, para gloria del Señor.

Viene luego Mansilla, después León, ciudad sede de la corte real, llena de todo tipo de bienes, luego está Orbigo, la ciudad de Astorga, Rabanal, por sobrenombre “Cativo”, luego el puerto del monte Irago, Molinaseca, Ponferrada, Cacabelos, después, Villafranca, en la embocadura del valle del río Valcarce, y Castrosarracín, luego Villaus, después el puerto del monte Cebrero y en su cima el hospital, luego Linares de Rey y Triacastela, en la falda del mismo monte, ya en Galicia, lugar donde los peregrinos cogen una piedra y la llevan hasta Castañeda, para obtener cal destinada a las obras de la basílica del Apóstol. Vienen luego San Miguel, Barbadelo, Puertomarín, Sala de la Reina, Palas de Rey, Lebureiro, Santiago de Boente, Castañeda, Vilanova, Ferreiros y a continuación Compostela, la excelsa ciudad del Apóstol, repleta de todo tipo de encantos, la ciudad que custodia los restos mortales de Santiago, motivo por el que está considerada como la más dichosa y excelsa de las ciudades de España.

El motivo de la rápida enumeración de las localidades y etapas que preceden, ha sido para que los peregrinos, con esta información, se preocupen de proveer a los gastos de viaje, cuando partan para Santiago.
 

Codex Calixtinus (Códice Calixtino)

Vota esta noticia