La triste acogida que recibían los peregrinos en Salas (Camino Primitivo), que animaba incluso a subir hasta el albergue de Alejandro en Bodenaya, ha llegado a su fin. Pacita Martínez es la nueva hospitalera desde esta semana de un nuevo albergue acondicionado por el Ayuntamiento en un local de la propia Pacita.

El nuevo albergue se encuentra en la plaza de la Veiga del Rey. Es de 16 plazas y cuenta con dos habitaciones, sala de estar, cocina comedor, dos aseos y tres duchas y sustituye al antiguo albergue de la villa.

Vota esta noticia