A partir del próximo 1 de enero, y coincidiendo con el inicio del Año Santo Compostelano, la red de albergues de la Xunta de Galicia cobrará a cada peregrino 5 €. Desde 2007, año en el que comenzó el cobro, se debía pagar 3 €.

Con esta subida, la Xunta de Galicia proyecta destinar íntegramente toda esa recaudación extra, al menos un millón, a financiar tareas de mejora y conservación en una red de alojamientos cuya oferta de plazas ya alcanza las 2.984.

Con esta subida, la Xunta de Galicia continúa el camino iniciado en 2007 para evitar que sus albergues conviertan al Camino en el paraíso del Low-cost e intentar reducir, no conseguido hasta ahora, el número de peregrinos que deciden recorrer únicamente los últimos kilómetros de la ruta, debido a su bajo coste.

Vota esta noticia