Los propietarios de una finca próxima a la ciudad de Ávila han cerrado el acceso a su terreno, impidiendo que los peregrinos puedan recorrer parte del Camino Sudeste de Santiago.

Esto provoca que los peregrinos tengan que andar un tramo por la carretera –aproximadamente desde el Hotel Cuatro Postes hasta el desvío a Narrillos-, con el peligro que esto conlleva, según denuncia la Asociación Amigos del Camino de Santiago en Ávila.

Este colectivo ha presentado dos denuncias, ante la Policía Local y ante la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Ávila, ya que “en el Catastro viene especificada esta zona como servidumbre de paso”, dice Raquel Martín, presidenta de la asociación.

Ella asegura que no entiende la actitud de los propietarios y recuerda que en febrero de 2008 cerraron con candados las puertas de esta misma finca, hasta que el Consistorio los quitó y dio aviso a los propietarios. Además, “existe un camino que lleva a Narrillos y también los mismos propietarios lo tienen en una tierra vallada”, añade.

Por parte del Ayuntamiento aseguran que ya han recibido la denuncia de la Asociación Amigos del Camino de Santiago de Ávila, pero señalan que no pueden actuar hasta que no se solucione un proceso judicial abierto por la vía penal en relación con este tema. Sin embargo, no se da información sobre cual es dicho proceso, y también lo desconocen desde la asociación.

Vota esta noticia