La Xunta de Galicia está hablando con los alcaldes de las localidades por las que discurren las diversas rutas jacobeas para mejorar los albergues. Entre las medidas, estaría la de subir el precio en sus albergues, que desde hace dos años se ha formalizado en 3 €.

“Habría que empezar a pensar en subir el precio del albergue porque para el peregrino no significaría mucho, pero para nosotros, esas aportaciones pueden significar una mejora sustancial en los equipamientos, en la adaptación o la renovación de las instalaciones, así como garantizar las condiciones de limpieza e higiene más apropiadas”, manifestó el conselleiro de Cultura e Turismo de la Xunta de Galicia, Roberto Varela, durante el recorrido por un tramo del Camino Francés.

La preocupación ante la masiva ocupación prevista para el Año Santo hace pensar al departamento de Cultura en soluciones como “la alternativa de instalar carpas y de formalizar la autorización de pabellones de deporte”, aunque para ello “habría que comprar colchonetas y material para hacerlo viable”, indicó Varela, matizando que “hay cosas que podremos hacer y otras habrá que esperar más adelante”.

Vota esta noticia