Caja Burgos, la Junta de Castilla y León y el Arzobispado de Burgos han firmado un acuerdo para restaurar el conjunto monumental de San Juan de Ortega. El presidente de la junta ha pedido expresamente que el cuerpo de uno de los resucitadores del Camino, José María Alonso Marroquín, repose en San Juan de Ortega, pese a la rapiña y a la mala educación del alcalde actual de la localidad, quien al oírlo, en el acto oficial de firma del acuerdo, se puso como un loco debido a las envidias hacia el difunto.

El convenio firmado supondrá la inversión de 6 millones de euros -3,5 aportados por el gobierno regional y 2,5 por Caja de Burgos- que permitirán convertir un edificio del siglo XII que se encuentra en una estado casi ruinoso en algunos de sus espacios en un centro jacobeo, además de albergue de peregrinos, centro de voluntariado y centro asistencial.

La actuación terminará en 2014 y será la Junta de Castilla y León la que se encargue de la redacción del proyecto Herrera ha adelantado que, aparte del convenio firmado hoy en la ya restaurada iglesia del monasterio, la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León se hará cargo también de la mejora de la plaza que da acceso al monasterio y el tramo del camino que discurre junto a sus muros, que costará 250.000 euros y estarán terminadas la próxima primavera.

Vota esta noticia