Cargando...
Buscando...
Un roble de gran porte se deslizó hasta aquí por una gran inundación sucedida en abril de 1895. El árbol se mantuvo de pie y bajo él pronto empezó a manar el agua retenida por las lluvias. Los vecinos atribuyeron este fenómeno natural a un milagro y comenzaron a embotellar y a vender el agua, al que conferían el poder de sanar. Al año siguiente el roble se secó y de él se mandó tallar la imagen de la Virgen de los Remedios. Este acontecimiento aún sigue celebrándose cada primer domingo de agosto con la romería de Nuestra Señora de los Remedios - Carvalho Santo. Lo más curioso de todo es que el árbol de la imagen no es el Carvalho Santo sino un alcornoque que mucha gente cree confundir con el célebre roble.
Araújo
Carvalho Santo
mapica