Cargando...
Buscando...
En determinados puntos de nuestra ruta hemos atisbado algún tramo de calzada de piedra. A la salida de Arizkun, cerca de Aniz y ahora con mucha claridad. Subiendo el puerto de Belate podemos ver, si nos fijamos bien, que bajo nuestros pies y debajo de la alfombra de hierba y hojas existen ciertas continuidades de piedras. Muy posiblemente, es la calzada levantada sobre una antigua arteria de comunicación romana. Al llegar a lo alto del puerto la veremos con mayor esplendor, pues la escasez de vegetación ha impedido la acumulación de tierra sobre ella y se puede seguir claramente su traza, tanto en la cima como en el descenso hasta el monasterio de Belate. Aunque su traza actual y su firme es medieval, hay estudios que apuntan a que formaba parte del recorrido de la vía romana Tarraco-Oiasso (Tarragona - Irún). La construcción del tramo entre Pompaelo (Pamplona) y Oiasso (Irún) se sitúa en el siglo I a.C.
Calzada medieval
mapica