Los trabajos de recuperación del Camino de Santiago aragonés que se están llevando a cabo en la comarca de la Jacetania han sacado a la luz dos estribos de un puente medieval ubicado sobre el río Aragón en Castiello de Jaca.

Estas dos bases, localizadas próximas al puente actual hacia el valle de la Garcipollera, podrían tener mil años de antigüedad. “Esta infraestructura de piedra sufrió reformas en los siglos XVI y XVII y más tarde por las riadas se dejó de utilizar y se empezó a usar una pasarela de madera, que está en uso hasta los años 60, pero una década más tarde se pierde y queda prácticamente olvidado”, apuntó Ruiz.

Se trata de dos estribos, uno de ellos ya excavado, que tiene medidas de 5×5 y 3 metros de profundidad y el otro, excavado de forma parcial, tiene hasta ahora 3 metros de largo y 1,5 de profundidad. De este último “sacaremos lo que podamos”, porque se encuentra enterrado bajo un parquin de la localidad de Castiello y “podría continuar 5 metros hacia dentro”.

Por el momento se desconoce si este puente medieval era de tres o cinco arcos, pero lo que está claro es que los dos encontrado son “el estribo central y el de la parte oeste”. De todas maneras su hallazgo supone el descubrimiento de la “obra de ingeniería más importante encontrada hasta la fecha”, añadió. Los trabajos comenzaron el pasado 8 de septiembre y “entonces no se veía absolutamente nada porque estaba todo cubierto por la vegetación y enterrado con escombros bastante contemporáneos”, indicó el arqueólogo. Además de estas dos columnas, “había alguna más ya que creemos que el puente podría haber tenido unos doce metros de largo”. Por eso “intentaremos encontrar, al menos, el estribo que se localizaba al otro lado del río, pero lo más probable es que se la haya llevado la corriente”.

Más información en el Heraldo de Aragón

Los trabajos sobre el Camino sacan a la luz un puente medieval en Castiello
Vota esta noticia