Los monjes benedictinos del Monasterio de Rabanal del Camino (León) se han ido de España a raíz de los tumultos que se produjeron el pasado 15 y 16 de agosto en plena celebración eucarística. En esas fechas se celebraban las fiestas del pueblo, que estuvieron protagonizadas por los insultos de los vecinos hacia los monjes, unos episodios en los que incluso fue precisa la intervención de la Guardia Civil para escoltarles, según versión de los propios religiosos.

Según esta versión, la Junta Vecinal de Rabanal del Camino y el Ayuntamiento de Santa Colomba de Somoza, del que depende esta localidad, que es paso del Camino de Santiago, se opone a la restauración de la iglesia románica, unas obras que, según los monjes, dependen de la Junta de Castilla y León y sobre las que se les responsabiliza a ellos, informa Efe. Los monjes lamentan tener que marcharse del pueblo, ya que son los que atienden las parroquias que hay en la zona y a los cientos de peregrinos que pasan por esta localidad y expresaron su «intención de regresar cuanto antes al pueblo». En este mismo comunicado piden a las autoridades públicas que asuman sus responsabilidades y restablezcan una convivencia en paz y en justicia.

Más información en ABC.es

Los monjes benedictinos dejan Rabanal por discrepancias con los vecinos
Vota esta noticia