Alojamiento en el Camino de Santiago

La oferta de alojamiento en el Camino de Santiago es numerosa. Puedes dormir donde desees: hoteles, hostales, pensiones, albergues juveniles, campings o al cielo raso.

No obstante, una de las características más peculiares del Camino de Santiago es la hospitalidad jacobea, a través de la que se acoge al peregrino que va a Santiago en diversos albergues y refugios. Son lugares en los que se cubren las necesidades más básicas (techo y cama) de manera caritativa y están regentados habitualmente por voluntarios. Son los hospitaleros, personas que quieren ayudar al peregrino de manera altruista y cuidan del descanso de su cuerpo pero también de su alma, para ayudarle a aprovechar al máximo su Camino. Los albergues de peregrinos son de lo más variado, desde un polideportivo hasta una moderna casa rural.

Para ser identificado como peregrino y, por tanto, tener opción a ser acogido en algún lugar, es necesario portar la credencial del peregrino.

Sus precios pueden llegar hasta los 8-10 euros, aunque hay bastantes de donativo voluntario, en el que el peregrino deja lo que puede. Dado el carácter altruista de estos lugares, es recomendable adaptarse a las normas que cada refugio tiene establecido y agradecer lo que se le ofrezca, empezando por dejar todo lo más limpio posible.

En la mayor parte de los refugios de peregrinos no se reserva ni se puede dormir más de una noche, salvo casos de enfermedad. La mayoría no acepta animales de compañía.

Algunos consejos: no seas ruidoso por la noche y, si vas a madrugar, ten todo preparado para no molestar al resto de peregrinos al levantarte. Evita el ruido de las bolsas. Los refugios son exclusivamente para peregrinos a pie, en bici o a caballo. Si vas con coche de apoyo, no juegues con la buena voluntad de los demás. Busca lugares alternativos para pernoctar o utiliza tiendas de campaña. Los grupos de más de nueve personas deben llevar su propia infraestructura (como tiendas de campaña) o buscarse otros lugares de alojamiento alternativos. Recuerda que los peregrinos de a pie tienen preferencia sobre los ciclistas. Si el refugio está lleno (habitualmente en verano), pregunta o busca lugares para dormir alternativos. En www.alojamientoscaminosantiago.com tienes una amplia lista de lugares en los que pernoctar.

 

Dudas frecuentes del Camino de Santiago

Vota esta noticia