Cargando...
Buscando...
Más de 550 kilómetros separan San Vicente de la Barquera de Santiago de Compostela, los mismos que recorre la Ruta Vadiniense, una peregrinación de gran riqueza paisajística, histórica y jacobea. El trazado, aunque no presenta tramos peligrosos, es bastante exigente, ya que llega a los 1.794 metros de altitud a su paso por el Parque Nacional de los Picos de Europa. 

Mapa de la Ruta Vadiniense  

La Vadiniense en una de las rutas con menor tradición jacobea, pero con mayor trascendencia cristiana. Une dos de los centros de peregrinación más importantes de España, la catedral de Santiago de Compostela y el monasterio de Santo Toribio de Liébana. Esta ruta es la más dura de todas los que llevan a Santiago y enlaza la senda del Norte con la el Camino Francés, atravesando el Parque Nacional de los Picos de Europa. Su nombre quiere ser un recuerdo histórico a la etnia que habitó este territorio desde época prerromana, la vadiniense, sobre la que existen valiosos testimonios epigráficos fechados fundamentalmente entre los siglos I-V de nuestra era.

  Ruta Vadiniense. Hacia Cistierna.    Ruta Vadiniense. Salida de Fuente De.    Ruta Vadiniense. Santo Toribio de Liébana.
Fotos: Jorge Martínez-Cava.

El recorrido, de 554 kilómetros, parte de San Vicente de la Barquera y, coincidiendo en parte con el Camino Lebaniego, llega al Monasterio de Santo Toribio de Liébana. En este lugar se encuentra la magna reliquia Linum Crucis, el fragmento más grande conocido de la cruz de Cristo. La Ruta Vadiniense, desde este punto, continúa por la parte oriental de los Picos de Europa, un espacio de gran valor ecológico y paisajístico.

Tras las etapas cántabras, de grandes desniveles, el Camino desciende al llano de la meseta de León para unirse con el trazado jacobeo por excelencia, el Francés. Es aquí donde se encuentra la única variante destacable de la ruta, ya que se puede realizar la conexión en Mansilla de las Mulas o en Puente de Villarente.

A partir de este momento, los bellos parajes naturales dan paso a etapas llenas de historia y de improntas jacobeas que guían los pasos del peregrino hacia la verde Galicia y a su destino final, ante el Apóstol Santiago.

La Ruta Vadiniense se encuentra en situación de estudio y recuperación. Está bien indicada, con señales prefabricadas no agresivas con el medio ambiente y que presentan flechas amarillas, vieiras y la nomenclatura de la ruta. El cierre de algunos albergues,  complica el alojamiento en algunos tramos. No obstante, toda la zona cantábrica dispone de refugios donde los peregrinos pueden descansar. 

Para completar la información sobre este Camino puede acceder a la web www.rutavadiniense.com

mapica