La peculiaridad de este canto tradicional francés, La Pernette, que le hace tan entrañable a nuestros corazones peregrinos, es que la enamorada pide ser enterrada con su enamorado en el Camino de Santiago, que se convierte en lugar de la unión de los amantes en la eternidad. Ver enlace.

Vota esta noticia