Este canto que he tenido la suerte de entonar en distintos puntos del Camino de Santiago y de los ámbitos jacobeos, es el testimonio más universal de la música de peregrinación compostelana y referencia del culto jacobeo durante siglos. Más información en este enlace.

Vota esta noticia