Unos jóvenes malnacidos de regreso de fiesta de la localidad de Naves decidieron el pasado fin de semana arrasar la capilla de las Ánimas de Villahormes, cuya edificación original databa del siglo XII. Es realmente lamentable la falta de respeto por el matrimonio y la gran capacidad de destrucción que tenemos en la actualidad, que se demuestra un día sí y otro también. Sin ir más lejos, hace unas semanas era un miliario de la Vía de la Plata, que llevaba dos mil años contemplándonos. La educación es la única forma de evitar tales salvajadas.


No tenemos en nuestro archivo foto del humilladero. Incluimos aquí la del Comercio, con el humilladero y vecinas desconsoladas, cuyos comentarios podéis ver en esta noticia en el Comercio. Y en este enlace hay un conjunto de fotos, una de las cuales es del humilladero, donde indica “Bonita Capilla de Animas. No te marches sin rezar”.

Vota esta noticia