El deán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, ha presentado su denuncia como canónigo archivero de la Catedral de Santiago de Compostela. Llevaba 36 años en el puesto y su dimisión se produce tras el robo del original del Códice Calixtino, del que era responsable último.

Vota esta noticia