El Hospital de peregrinos de Pasai Donibane ha acogido 1064 peregrinos desde su inauguración en marzo. 24 hospitaleros se han turnado desde entonces para acoger a los peregrinos que han descansado en esta localidad vasca del Camino del Norte.

La proporción de visitantes por sexos resulta bastante equitativa, con 538 mujeres y 526 hombres. Mayores diferencias se advierten por edades. Los peregrinos de entre 30 y 40 años ganan en número -con 235 personas-, seguidos de los que se hallan en los tramos de edad de 40 a 50 años 201, de 20 a 30 años 192, de 50 a 60 años 181, de 60 a 70 años 154, de 10 a 20 años 56, de 70 a 80 años 34, y de 0 a 10 años 11.

En cuanto a su procedencia, señalan que 65 eran residentes en el País Vasco y 384, en el resto de comunidades españolas, principalmente en Cataluña 162. Los llegados del resto de Europa ascendían a 547. El grueso de éstos correspondía a Alemania 195, seguidos de los procedentes de Francia 138, Italia 53, Bélgica 19, Holanda 17, Austria 16, Suiza 16, Reino Unido 14, Lituania 14 y Finlandia 11. Menor presencia tuvieron los de Chequia, Polonia, Eslovenia, Dinamarca, Irlanda, Hungría, Suecia, Noruega, Bulgaria, Rumanía, Estonia, Letonia, Luxemburgo y Portugal.

No ha faltado una representación de peregrinos llegados desde otros rincones del mundo -hasta 68 se han contabilizado-, como Canadá, Corea, Estados Unidos, Australia, Brasil, Puerto Rico, Venezuela, Argentina, Chile, Colombia, México, Sudáfrica y Uruguay. La gran mayoría se desplazaba a pie -1.046 peregrinos- y sólo cerca de una veintena lo hacía en bicicleta.

Las estancias se han concentrado, sobre todo, en los meses estivales, en los que se alcanzaron las 652 pernoctaciones. Tras ellos, se sitúan mayo y septiembre, con 134 y 132 pernoctaciones, muy por encima de las 102, 22 y 22 correspondientes a abril, marzo y octubre, hasta el pasado día 12.

Vota esta noticia