La ciudad de Logroño va a contar con una nueva señalización unificada, fija y duradera, que reemplazará a los diversos tipos de señales o marcas que dirigen hoy al peregrino por el Camino de Santiago a su paso por Logroño.

Las nuevas señales están hechas de acero y no puede levantarse, para evitar actos vandálicos. Serán en total cuarenta y una señales que irán desde la intersección entre el acceso al Monte Cantabria y la carretera de Mendavia hasta el parque de La Grajera.

Vota esta noticia