Tras el cierre del albergue juvenil de Roncesvalles, el Gobierno de Navarra y la Real Colegiata han decidido que se transforme en albergue de peregrinos. El actual, ubicado en el emblemático edificio de Itzandegia, será reemplazado por el nuevo.

Las obras comenzarán en breve y el presupuesto se acerca a los novecientos mil euros. Además, el Consejero de Cultura y Turismo Juan Ramón Corpas anunció que se va a activar la partida dedicada a la adecuación del Camino. La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Navarra realizó hace ahora un año un extenso informe sobre la situación del trazado físico de las diversas rutas jacobeas a su paso por la Comunidad foral y hasta ahora no había obtenido respuesta por parte de la consejería.

Vota esta noticia