El concejal de Desarrollo Urbano, José Musitu, presentó ayer el proyecto definitivo de la pasarela del Camino de Santiago, que unirá el barrio El Arco con el parque de La Grajera y estará finalizada a principios de 2008. Además, contará con un quiosco con cafetería en la zona norte y una terraza-mirador que servirá de zona de descanso en la parte sur.

El Ayuntamiento ha enviado ya el proyecto a la Demarcación de Carreteras del Estado y, tal y como anunció Musitu, «cuando de el visto bueno, se aprobará en Junta de Gobierno, de modo que puedan comenzar las obras el próximo verano».

Según la memoria del proyecto, la pasarela, de 80 metros de ancho, se ubicará a 8,5 metros de altura sobre la carretera y, «para no hipotecar posibles ampliaciones de la circunvalación, se ha reservado espacio suficiente para construir carriles de servicio a ambos lados de la ronda».

El tablero contará con una anchura mínima de 3,5 metros, que se ampliará hasta los cinco metros para permitir el paso de bicicletas y peatones.

Además, la memoria explica que los vehículos que se acerquen a Logroño verán un gran dintel horizontal que da la bienvenida a la ciudad y mostrará, en una viga opaca con unas chapas retroiluminadas, los nombres de todos los pueblos riojanos que cuentan con paradas en el Camino de Santiago.

Por su parte, el talud de la circunvalación en la margen sur,-junto a la zona verde de 73.000 metros cuadrados que se ubicará al lado del Parque Digital, se construirá «con unas costillas de acero oxidado, que se iluminarán por la noche».

«La pasarela se construirá en tierra como la de La Cava», indicó el edil, que explicó que la colocación «sólo requerirá que se corte el tráfico en la circunvalación durante una noche»

Por último, Musito añadió que la estatua de los peregrinos, de Oscar Cenzano, colocada en una de las rotondas de la calle Manuel de Falla se desplazará al entorno de la nueva pasarela.

Vota esta noticia