Cargando...
Buscando...
El propio santo Juan de Ortega, gran colaborador de Santo Domingo de la Calzada, decidió levantar aquí un monasterio hace más de nueve siglos para acoger a los desvalidos peregrinos que venían desde Villafranca. Y aquí estamos hoy ante su legado. El monasterio de San Juan de Ortega es de estilo románico y gótico iniciado en los siglos XII y XIII. Es de tres naves en un tramo, crucero destacado y tres capillas en la cabecera; nos fijamos sobre todo en la de San Nicolás de Bari, del siglo XII, de un románico puro. A mediados del siglo XV fue ampliado. En su interior destacan los tallados capiteles, un baldaquino gótico adornado con relieves que representan la vida del santo y el sepulcro románico del propio San Juan.
Monasterio de San Juan de Ortega
mapica