Cargando...
Buscando...
La Ruta Jacobea de la Lana es uno de los más antiguos trazados comerciales peninsulares. Recorre España desde el Levante a Santiago, pasando por las tierras interiores de Cuenca y Guadalajara, las del Alto Duero, Silos y Covarrubias, hasta llegar a Burgos. Son más de 400 kilómetros de grandes contrastes y de una tierra que habla de las correrías de Rodrigo Día de Vivar, El Cid, uno de los personajes históricos más controvertidos de la Edad Media. 

Mapa de la Ruta de la Lana  

Este Camino coincide, en gran parte, con la ruta de la trashumancia que seguían los esquiladeros, ganaderos y comerciantes relacionados con la lana y sus derivados y que llevaba al gran productor de Castilla La Mancha hasta Burgos, capital comercial de este producto durante los siglos XVI y XVII. La leyenda y la realidad histórica se entremezclan en esta vía al coincidir muchos tramos, en sentido inverso, con la senda de destierro del Cid.

La Ruta de la Lana parte de Alicante por anchos y cómodos caminos con abundancia de localidades que muestran el pasado musulmán de esta zona. El gran número de castillos que jalonan esta vía reviven históricos capítulos de las relaciones entre cristianos y musulmanes. Incluso en los campos, pueden verse muchas de las innovaciones traídas por los árabes hasta la Península.
 

  Ruta de la Lana. Caracena.    Ruta de la Lana. Monteagudo de las Salinas.    Ruta de la Lana. Tetas de Viana.
Fotos: Jorge Martínez-Cava.

El cambio de Comunidad Autónoma se realiza por un camino lleno de cruces, giros y vueltas, que puede hacer un poco duro este tramo, pero merece la pena este esfuerzo para disfrutar de la belleza patrimonial que ofrece Castilla La Mancha. Los restos de hospitales para enfermos y caminantes, así como numerosos templos, dan muestra de la influencia compostelana que empieza a tener esta zona.

Una vez llega a Cuenca, provincia fuertemente impregnada por el espíritu de la Orden de Santiago, la ruta transcurre sobre antiguas calzadas romanas y recorre pequeñas localidades carentes de servicios, pero con hermosos monumentos.

El peregrinaje entra en Castilla y León por Soria y discurre por villas con un gran pasado medieval, como Caracena, San Esteban de Gormaz o Santo Domingo de Silos, antes de llegar a Burgos donde se une con el Camino de Santiago Francés.

La Ruta de la Lana está bien señalizada en su totalidad y posee infraestructuras suficientes para el peregrino, con acogida o albergues en distintas localidades a lo largo del Camino.
mapica