Cargando...
Buscando...
El Camino Mozárabe, célebre ruta seguida por Almanzor el año 997 tras el saqueo y la destrucción de Santiago de Compostela, es también la vía principal de comunicación entre tres ciudades que comparten un inmenso legado histórico y cultural: Granada, Córdoba y Mérida. Este itinerario fue el más frecuentado por los mozárabes, cristianos que continuaban profesando su fe en territorio islámico, para peregrinar hasta la tumba del Apóstol. Sus cerca de 370 kilómetros constituyen un repertorio inagotable de arte y tradición, entre un mosaico de paisajes de genuina estampa mediterránea. 

Mapa del Camino Mozárabe desde Granada - CórdobaPerfil del Camino Mozárabe desde Granada - Córdoba  

El territorio peninsular, durante la dominación califal, disfrutó de breves periodos de paz entre los reinos cristianos del norte y el estado islámico del sur. Los mozárabes que vivían en Al-Andalus aprovecharon estas treguas intermitentes para impulsar las peregrinaciones al sepulcro del Apóstol Santiago. La ruta establecida transitaba por antiguas vías romanas que confluían en Córdoba y, desde allí, se dirigían a Mérida para tomar la Vía de la Plata hacia Galicia.

  Camino de Córdoba. Hacia Campanario.    Camino de Córdoba. Hacia Don Benito.    Camino de Córdoba. Puerto de Calatraveño.
Fotos: Jorge Martínez-Cava.

El Camino Mozárabe, de unos 370 kilómetros de desarrollo, parte de Granada y pasa por las provincias de Córdoba, Jaén y Badajoz. A lo largo de su recorrido se suceden diferentes paisajes, en los que no faltan impresionantes parques naturales, olivares, terrenos de encinas, campos de regadíos y, finalmente, la dehesa de Mérida. Asimismo, el itinerario está salpicado de muy variados hitos históricos, que se remontan a la Prehistoria. Entre los diferentes restos arqueológicos y arquitectónicos, el peregrino tendrá la oportunidad de contemplar algunas de las fortalezas y atalayas que durante el medievo defendían estos parajes, como las de Moclín en la provincia de Granada, Alcalá la Real y Alcaudete en la de Jaén, Castro del Río, Espejo, El Vacar en la de Córdoba o Benquerencia, Magacela, Medellín o Mérida en la provincia de Badajoz.

El itinerario parte de Granada hacia Córdoba por el Camino Real, entre campos de olivos, y, progresivamente, va teniendo que superar mayores desniveles, como las cresterías de la Sierra de la Hoz, hasta llegar al corredor natural que separa la provincia de Jaén. En continuo descenso, el camino llega a Córdoba donde se pueden admirar fortalezas, puentes romanos o medievales, arquitectura religiosa o civil, tanto musulmana como cristiana o conjuntos urbanos de origen medieval. De hecho, la capital de provincia fue, según testimonios arqueológicos, una de las ciudades más grandes, cultas y opulentas del mundo durante el siglo X. Su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1994.

El trazado entra en Extremadura por la comarca pacense de La Serena, continúa por las Vegas Altas del Guadiana y llega a Mérida, ciudad de interés histórico y monumental, donde enlaza con la Vía de La Plata.

El Camino Mozárabe se viene revitalizando desde inicios de la década de los noventa del siglo pasado. Se encuentra perfectamente señalizado y se está trabajando en la creación de una Red de Albergues para Peregrinos. Por el momento, ya existen diversos establecimientos en la ruta y acuerdos con alojamientos turísticos e instituciones para el hospedaje.

Existe una completa guía realizada por los Amigos del Camino Mozárabe.
 

mapica