El Camino de Santiago acompañado de un perro. Algo que puede parecer complejo o difícil pero que en realidad es más sencillo de lo que parece. Hoy en día, tenemos mucha información sobre el tema, y por otro lado, debido al aumento de peregrinos que quieren caminar acompañados de su perro, las rutas a Santiago se han ido adaptando a esta posibilidad. Aunque aún queda mucho por mejorar.

Damos, como suele ser nuestra costumbre, cinco sencillas claves que pueden ayudaros si os planteáis esta posibilidad:

1- Preparación: como en cualquier situación, debes tener en cuenta la salud y la resistencia de tu mascota. Lo más recomendable es que tanto tú como tu perro os preparéis un mes antes de partir, con pequeñas caminatas y escapadas por el monte, o incluso saliendo a correr, en bici… De esta manera conseguirás que el perro se habitúe físicamente a las largas distancias, y que haga un callo lo suficientemente consistente en las almohadillas de sus patas.

2- Documentación: es importante contar con la documentación de nuestra mascota en la mochila. Necesitarás:

  • Certificado veterinario de salud y el documento acreditativo de la vacunación antirrábica.
  • Certificado de su identificación con microchip y la cartilla de vacunación.

 

3- Alimentación: tu perro debe mantener la alimentación habitual, esto evitará que pueda caer enfermo debido a un cambio en su dieta. El único cambio que los expertos recomiendan es darle una ración mayor a la habitual, repartida en varias veces al día.

También es adecuado proporcionarle agua a nuestra mascota una hora antes de realizar el trayecto diario, en los momentos de reposo y, una vez que hayamos terminado la etapa.

4- Cuándo hacer el Camino: Sabemos que las altas temperaturas aceleran la deshidratación. Por ello, la época ideal para hacer el Camino con tu perro coincide con los días en que las temperaturas no son extremas, por ejemplo en primavera, en los últimos días de verano o a principios de otoño.

5- Alojamiento: el talón de Aquiles del Camino de Santiago con perro. No es una tarea fácil. Y es que como en la mayoría de alojamientos no suelen animales, es importante que te hagas con un itinerario de los albergues que sí te dejan pasar la noche con tu perro. Piensa que si tienes un perro pequeño tienes más posibilidades de que te dejen dormir con él en algún establecimiento que no admita perros. Pero en este caso quienes han hecho esta experiencia recomiendan que preguntes en persona, ya que por teléfono siempre te dirán que no.

Para informarse sobre el alojamiento, y para otras dudas que surgen cuando nos planteamos hacer esta experiencia, os recomendamos algunas webs que os ayudarán a profundizar en el tema. Lugares donde la gente comparte sus experiencias e incluso hay itinerarios con consejos referentes al alojamiento o a la planificación:

1- http://www.caminoconmiperro.com/index.html

2- Camino del Norte: http://elviajemehizoami.com/hacer-camino-santiago-con-perro/#Alojamientos_perrunos_en_el_Camino_Norte

3- Camino Francés: http://www.caminodesantiagoconperro.com/

5 consejos para hacer el Camino con tu perro
5 (100%) 2 votos