Todo aquel que ha hecho el Camino de Santiago recuerda siempre alguna zona donde quedó fascinado por su gastronomía. Y también recuerda, de manera especial, los platos típicos de los lugares por donde que pasó.

Es este artículo hablamos de nuestros 5 platos preferidos del Camino. Sabemos que nos dejamos muchos otros aparte, pero éstos son los que más nos gustan. Comenzamos el ránking:

1. Cocido maragato, uno de los platos más tradicionales de la comarca de la Maragatería, en León (Castilla y León). Es un cocido que, al igual que otros muchos como las migas de pastor de otros lugares, alimentaba a los trabajadores en su jornada. Lleva: sopa, berza, garbanzos y siete carnes. Potente. Se suele servir al revés, siendo primero las carnes del cocido, luego las verduras y por último la sopa.

2. El pulpo a la gallega (polbo á feira) es un plato tradicional de Galicia, aunque su consumo se ha expandido por el resto de Esapaña. Se elabora con pulpo cocido entero y suele servirse como plato y también como tapa. Un elemento típico del menú de fiestas y romerías de Galicia. El plato consiste en pulpo cocido entero durante algún tiempo (se recomienda en una olla de cobre) con el objeto de ablandar su carne. Esta operación de cocido sobre ollas de cobre es tradicional que sea hecha por mujeres al aire libre, denominadas polbeiras.​ En algunos pueblos se asigna un domingo de cada mes para las pulperas, sobre todo en la provincia de Orense, y ellas lo cocinan en la calle para la gente que quiera probarlo.

3. Patatas a la Riojana. Un plato típico de la región de La Rioja. Se trata de un guiso sencillo pero con mucho sabor, en el cual, dependiendo de la habilidad para combinarlo con otros ingredientes, puede presentarse como plato para diversas ocasiones. Este plato está hecho con chorizo, patatas y sólo unos pocos ingredientes simples, y se sirve como tapa o como plato único. Es típico verlo en pequeñas cazuelitas.

4. La morcilla de Burgos es un embutido a base de sangre de cerdo y arroz. Un elemento típico de la gastronomía de Burgos. A esos ingredientes se les añade cebolla, manteca de cerdo, sal, pimienta, pimentón, orégano, y otras especias. La tradición oral dice que debe ser: «sosa, grasosa y picosa». Se suele servir frita en rodajas, también en bocadillo o como tapa, acompañada de otros elementos como los pimientos.

5. Sopa de ajo. Es una sopa de origen humilde y por eso existen muchos tipos y formas de cocinarla. Cada cual le añade unos u otros ingredientes, en función de lo que hubiera por casa. Esta sopa está hecha a base de agua, pan dúo, pimentón, laurel, ajo, aceite de oliva y un huevo escalfado. Además de al Camino de Santiago es un plato muy asociado a la Semana Santa.

Los 5 mejores platos del Camino de Santiago
3.6 (72%) 5 votos