Xavier Jordi Juan Xenabre tiene 42 años, nació en Beniardà, un pueblecito cerca de Benidorm. Es licenciado en Ciencias Físicas y trabaja como Radiofísico Hospitalario en Castelló de la Plana. Le gusta contar historias, captar emociones y transmitirlas. Cuando descubrió el poder comunicativo del vídeo, decidió dedicarse a ello durante su tiempo libre. Hoy es Youtuber del Camino de Santiago, en el canal CLOTXA Produccions. Hablamos con él.

  • ¿Cómo empezaste a ser youtuber del Camino de Santiago y por qué?

Me gusta contar mis experiencias viajeras, de tal forma que sea una guía audiovisual, cultural y entretenida de los lugares y monumentos que considero interesantes. Normalmente viajo con mi marido y entre los dos nos preparamos y organizamos.

Un día mi amigo Arturo, que es muy fan del Camino de Santiago, me propuso hacerlo con él. Tras evaluar la parte técnica y logística pensé que sería original y didáctico filmar mi primera experiencia como peregrino youtuber, ya que no hay vídeos que cuenten con detalle qué es y qué se puede visitar a lo largo del Camino.

  • ¿Sobré qué temas del Camino haces tus vídeos? ¿En qué aspectos te gusta centrarte al grabarlos?

En los vídeos viajeros me gusta centrarme en los temas culturales, artísticos, históricos, gastronómicos y sociales. Recopilo información de qué voy a visitar, qué voy a hacer y qué es interesante. El Camino de Santiago pasa por lugares cargados de historia y belleza artística, así que era una buena oportunidad para crear un vídeo de calidad. Hago descripciones de todo lo que visito con reseñas histórico-artísticas, ya que considero importante saber el qué y cómo. Por ejemplo, el Camino de Santiago permitió a partir del siglo XI una vertebración cultural que hizo posible la llegada del arte románico desde Francia, ya que en la Península Ibérica el dominio del Califato de Córdoba era aplastante. Por tanto es importante centrarse en el contexto histórico y tener en cuenta que las pequeñas iglesias románicas del Camino sirvieron de antesala a la gran construcción de la Catedral de Santiago de Compostela.

Cuando empecé a andar me di cuenta que lo más importante es la interacción con los otros peregrinos, lugareños y hospitaleros. La convivencia es muy intensa, tal que esta parte se convirtió en la principal de mis vídeos: cómo viven esas distintas gentes el Camino.

  • Los vídeos son de una gran calidad, ¿cómo te organizas para hacerlos y editarlos?

Los cursos de vídeo y las horas dedicadas han permitido mejorar mis producciones a lo largo del tiempo. Para esta ocasión fue todo un reto, ya que tenía que realizar la rutina como un peregrino más, pero añadiendo la filmación sobre la  marcha. Me llevé mi mejor cámara con un único objetivo 24-240 mm todoterreno y el smartphone. Me paré a visitar todos los monumentos que me crucé por el Camino, filmé paisajes preciosos y entrevisté a la gente sin preocuparme por el tiempo empleado. Me tomé el tiempo necesario para disfrutar de la caminata y de filmar todo lo posible. El 99% son primeras tomas, todo apostado a un único disparo, sin repeticiones. La mayoría las hice en modo automático de filmación por sencillez, tratando de conseguir la mayor estabilidad posible.

A la vuelta de mis trece días de Camino me vine con más de 60 correos electrónicos de la gente que conocí y entrevisté, con un volumen filmado de 90 GB y sobre todo con una experiencia inolvidable para ser mi primer Camino. La postproducción es una tarea ardua, que la hago a mis ratos libres. Aproximadamente me está costando unas 30 horas para editar cada vídeo del Camino, que es gran dedicación, pues hay muchas entrevistas que van subtituladas, muchos monumentos… y vamos que cada día es muy intenso y viví experiencias interesantes.

  • ¿Qué es lo más complicado de ser Youtuber en el Camino?

Para mí lo más complicado era al llegar al alojamiento y tras hacer los estiramientos, lavar la ropa, comer y hacer la siesta, a continuación tener que realizar la visita cultural por la localidad donde me encontraba con las filmaciones comentadas. A medida que avanzaban los días iba acumulando lesiones, pues no estaba lo suficientemente en forma como pensé. Y claro, mi actitud frente a la cámara no me gustaba que fuera de quejica, sino más bien entusiasta porque se trata de hacer videos culturales entretenidos y no de disgustos. Así que hacía un “reseteado” de mis dolencias, repasaba los puntos de interés para esa tarde, preparaba el material necesario y a pesar de que la primera semana sufrimos una ola de calor, me armaba de valor para salir a la calle. Ser peregrino puede ser duro, pero ser peregrino youtuber seguro que lo es.

  • ¿La gente qué opina cuando te ve y las grabas?

La mayoría de gente se sorprendía al ver a un tío hablando frente a la cámara mientras andaba. Ser vergonzoso y youtuber es incompatible. Así que algunos se detenían y me preguntaban que qué hacía. Al cabo de pocos kilómetros andando juntos y conocernos un poco todos estaban encantados de ser entrevistados. Los últimos días algunos me buscaban “¿dónde está el peregrino youtuber? tenemos algo que contarle” Y a lo mejor en ese momento estaba tomándome una cerveza con otros peregrinos y tenía que atender la demanda. En general los peregrinos y hospitaleros son extrovertidos y están encantados de compartir sus experiencias, además me ayudó mucho el poder defenderme en inglés, francés e italiano.

  •  ¿Qué te aporta personalmente esta actividad?

Ésta ha sido mi primera vez y tal vez haya más. Por una parte he aprendido mucho más sobre filmación exprés viajera. Pero sobre todo me ha aportado conocer a mucha gente, interactuar con ellos de una forma distinta y dejar un legado para que todos puedan disfrutarlo de una manera dintinta. ¡Es duro ser peregrino youtuber! ¡Pero fascinante!

Te invitamos a conocer su canal de Youtube y lista de reproducción del Camino de Santiago, en este enlace.

Alejandro Palacios Álvarez

Xavier Jordi: “¡Es duro ser peregrino youtuber! ¡Pero fascinante!”
5 (100%) 3 votos