El gran poeta Federico García Lorca visitó en varias ocasiones Galicia y quedó hechizado por ella. Se enamoró de sus verdes paisajes, de la magia de sus rías, y de las calles empedradas de Santiago de Compostela. Fruto de ello Federico se sintió poeta gallego y escribió una brillante serie de seis poemas en lengua gallega, verdadero tesoro de la poesía y las letras gallegas. Más información en este enlace.

Vota esta noticia