Los peregrinos no están libres de sufrir lesiones en el Camino de Santiago. La Guardia Civil ha tenido que rescatar este fin de semana a una peregrina belga lesionada cerca de Riego de Ambrós. Tras sufrir una caída y lastimarse un tobillo no pudo continuar el camino. Al caer en una zona no transitable por coches, tuvo que ser recogida a pie para llevarla en camilla a Riego de Ambrós.

Vota esta noticia