Cosas curiosas: el “pozo de los deseos” en el refugio de peregrinos de Escamplero (Camino Primitivo).

Vota esta noticia