Peligros para el peregrino. Los arcenes de carreteras de tráfico denso, uno de los peores. Se buscan sendas alternativas pero quedan trechos en los que hay que tener MUCHO cuidado.

Vota esta noticia