Hace ya años que la Vía Láctea no sirve de guía nocturna a los peregrino hacia Santiago. La contaminación lumínica de pueblos y ciudades lo hace del todo imposible. Un simposio internacional para la Protección del Cielo Nocturno organizado en Pamplona busca reducir la contaminación lumínica en las ciudades por las que pasa el Camino de Santiago. Más información en la siguiente noticia en El Correo Gallego.

Vota esta noticia