Hace ya algunos meses que empezaron pero estos últimos días se están agudizando. Se trata de un pequeño tramo después del municipio de Deba (Guipúzcoa) en la fuerte subida que lleva a la ermita del Calvario. Aquí, un propietario no está de acuerdo con la franja de protección del Camino del Norte y se dedica a borrar las señales e incluso a poner señales en otras direcciones, habiendo acabado algún peregrino en Ondarroa, a diez kilómetros del Camino. La asociación de amigos del Camino de Deba, cansados de repintar, han decidido repartir un mapa a todos los peregrinos con el objetivo de que sigan el mapa y no las señales hasta la ermita del Calvario. El mapa lo incluiremos mañana en nuestro blog de la guía del Camino del Norte.
síguenos en Twitter síguenos en Facebook síguenos en Google+ síguenos en Blogger

Vota esta noticia