Un artículo publicado en el periódico La Nueva España recoge varios testimonios de peregrinos que se quejan del horario del albergue de peregrinos de Oviedo. También los de varios comerciantes y hasta la reacción del partido IU del Ayuntamiento de la ciudad. No recoge así el testimonio de los hospitaleros, personas anónimas que dedican su tiempo a atender y acoger al peregrino todos los días del año. ¿Es justa la reivindicación que hace este periódico? ¿No sería más lógico enfocarla en la labor del hospitalero para concienciar a los oveteneses y conseguir que más gente se ofrezca hospitalera?.
síguenos en Twitter síguenos en Facebook síguenos en Google+ síguenos en Blogger

Vota esta noticia