Crece la acogida que ofrece Alejandro en Bodenaya. Cambiando camas por literas y transformando la habitación del hospitalero, ha aumentado la capacidad de 12 a 21 plazas. Además de acoger de manera generosa al peregrino, ahora se multiplica. Esperemos que los días más agobiantes de verano no le saturen. Por cierto que ya no tiene teléfono fijo. En nuestra guía hace un par de ediciones que no viene, pero todavía lo vienen incluyendo en alguna otra guía… Ahora, sólo el móvil.
Estas actualizaciones, y otras que van cayendo, las vamos incluyendo puntualmente en nuestros PDFs de actualizaciones de la guía de la edición del 2009 y la del 2011.
síguenos en Twitter síguenos en Facebook síguenos en Google+ síguenos en Blogger

Vota esta noticia