Estamos tan acostumbrados a que el número de peregrinos aumente con respecto al año anterior que nos ha sorprendido el dato de este mes de enero. Pese a ser uno de los meses con menos peregrinos y no tener casi relevancia para el cómputo anual, en enero han recogido su Compostela 512 peregrinos, frente a los 649 del año anterior y a los 1169 del Año Santo 2010.

El descenso respecto al 2011 se ha producido sobre todo entre los peregrinos españoles (un 32%) aunque también entre los extranjeros (un 7%). Como dato absolutamente sorprendente, han llegado a Santiago 63 coreanos, lo que supone casi la cuarta parte de los peregrinos extranjeros.

Vota esta noticia