La antigua oficina de turismo de Colombres es el lugar pensado por el Ayuntamiento para convertirlo en albergue de peregrinos. Según informa el Comercio en la siguiente noticia, la intervención propuesta por el equipo de gobierno local pasa por conservar la estructura existente en su mayor parte, modificando la entrada al edificio. Se construiría un office con los servicios básicos de cocina en la planta baja, y un aseo con dos duchas independientes más otro, en la plata baja, destinado a personas con minusvalías. Los salones de ambas plantas se destinarían a zonas de descanso. Finalmente el Consistorio propone la construcción, en el exterior, de una ‘pila’ para el lavado de ropa. La intención del Gobierno local es que el albergue pueda estar en funcionamiento el próximo verano, siendo de su competencia la gestión del mismo. Síguenos en Twitter o en Facebook.

Vota esta noticia