El ciclista de ultrafondo Julián López y David Sanz, enamorado de la bicicleta, han conseguido realizar el Camino de Santiago entre Roncesvalles y Santiago de Compostela este fin de semana en 35 horas. Su objetivo ha sido demostrar demostrar que se puede llevar una vida perfectamente normal tras pasar la hepatitis C, enfermedad que sufrió David Sanz. La hora de comienzo fue a las siete de la mañana del sábado en Roncesvalles y llegaron 35 horas después a Santiago. Toda la información en la siguiente web. (fotografía del propio Julián López).

Vota esta noticia