Este sábado 7 de mayo, el recién inaugurado refugio de peregrinos de Huesca ha abierto sus puertas a todo aquel que deseeba visitarlo. El programa del día dio comienzo a las 11 h. con la recepción de visitantes en el Hospital y posterior bendición de sus instalaciones y después los presentes se dirigieron a la ermita de Nuestra Señora de Salas, donde el historiador Bizen d’o Rio realizó una breve reseña de esta ermita y de su espécula. A continuación se sirvió un vino español y a las 14 h., una comida de hermandad.

Vota esta noticia