El periódico asturiano La Nueva España nos sorprendió la semana pasada con un reportaje sobre Casa Herminia, un establecimiento de Campiello, entre Pola de Allande y Tineo. Herminia, nuera de la que dio nombre al lugar, es conocida en el Camino Primitivo pues, además de tener un bar en el que reponen sus fuerzas los peregrinos, ha abierto un albergue (cuyos datos podéis encontrar en este enlace de Jacobeo.net). Sorprende mucho al peregrino cuando se le cuenta la historia de este perdido local, pues se remonta al siglo XVII. En el pasado siglo, acudía a comer hasta la mujer de Franco, debido a la fama de sus guisos.

Vota esta noticia