Este fin de semana se ha inaugurado un albergue de peregrinos en Manzanares El Real, en el Camino de Santiago de Madrid, convirtiéndose en un excelente punto como final de etapa a pie en la segunda jornada o como final de la primera jornada en bici. El albergue se ha habilitado en una parte de la Ermita de Peña Sacra. Dispone de 50 habitaciones, comedor/sala de estar, cocina, un recibidor y dos baños. El refugio se encuentra en un marco envidiable: un edificio del siglo XV, Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid.

Vota esta noticia