Enero suele ser el mes que menos peregrinos llegan a Santiago, pero marca la tendencia que seguirá el número de peregrinos a lo largo del año. La cifra de este mes es un 45% menor que los 1169 del mes de enero del Año Santo 2010. Pero, atención, es un 25% más que los 520 peregrinos del mes de enero del último año que no fue jacobeo, el 2009. Veremos la evolución a lo largo del año.

Vota esta noticia