Las ramificaciones de la Operación Galgo, en la que se encuentran imputados Eufemiano Fuentes y el ex director del Kelme Ignacio Labarta llegan también al Camino de Santiago. Según desvela hoy El País en un reportaje, Labarta le pidió consejo al médico canario porque quería hacer el Camino de Santiago. Y Fuentes no le recomendó ir a una asociación jacobea, una credencial, entrenamiento o fe, precisamente, sino ampollas de Deca Durabolín 500, el anabolizante nandrolona. Qué mal.

Vota esta noticia