La GR-239 es la Gran Ruta que une Valencia con Santiago de Compostela siguiendo los pasos de una ruta jacobea. Tras su señalización en Valencia, Madrid y parte de Castilla la Mancha, el pasado 17 de enero se reunieron varias asociaciones jacobeas en Ávila para avanzar en el recorrido por Castilla y León.

Al encuentro acudieron la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de la Comunidad Valenciana, promotora del proyecto, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Ávila y la Asociación del Camino del Sureste en Valladolid. A la reunión asistieron también el Comisario de los Caminos a Santiago por Castilla y León, Manuel Fuentes, acompañado de técnicos del Comisariado, la Presidenta de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago y un representante de QF Turisme, empresa encargada de la señalización de este gran recorrido.

Según informa la asociación jacobea de Ávila, las asociaciones presentes acordaron impulsar el trazado del GR-239 a su paso por las provincias de Ávila, Valladolid y Zamora, englobando el trazado completo del Camino de Levante-Sureste a su paso por la Comunidad de Castilla y León.

Con este acuerdo se pretende dotar al Camino de Santiago de una figura jurídica a través de un GR, sendero de gran recorrido, donde todas las partes implicadas, asociaciones, federaciones y administraciones, locales, provinciales y autonómicas, aceptan su trazado y permiten su señalización, dotándolo de entidad propia y protección, siendo las Federaciones Autonómicas de Montaña correspondientes las que homologuen su trazado y le otorguen legalidad mediante un código oficial, GR-239.

De esta manera se inicia un trabajo en común entre estas asociaciones jacobeas con el fin de potenciar el Camino de Levante-Sureste, englobado en un GR, a la vez de realizar los trabajos pertinentes para que este Camino de Santiago sea declarado BIC, Bien de Interés General.

Vota esta noticia