b La casona de San Miguel, punto de acogida a peregrinos en Pola de Siero desde este año, ha superado la cifra de seiscientos peregrinos. El albergue, ubicado a la salida de la localidad siguiendo el trazado jacobeo, se encuentra en el Camino del Norte que conduce a San Salvador de Oviedo. En sus cercanías se encuentran también el albergue de Valdediós, el de Vega de Sariego y el de la capital asturiana.

Según los datos del libro de registro del albergue, en el que proliferan los dibujos y las notas de agradecimiento de los caminantes que pasaron por el lugar, de los 600 peregrinos que se han hospedado en la Pola, un total de 237 eran de nacionalidad española. Entre el resto de peregrinos, destaca el gran volumen de caminantes llegados de Francia, un total de 151, y Alemania, 41.

En cuanto a las temporadas de tránsito, Mario Alonso, de la Asociación de Amigos del Camino, señala que la época de más tránsito fue el verano. «En octubre aún teníamos muchos peregrinos, pero en el último mes y medio ha bajado bastante, y pasan varios días sin que venga ninguno». El frío y el menor número de horas de luz, lo que dilata el número de etapas, echa para atrás a los peregrinos.

Vota esta noticia