Es lo que tienen los albergues grandes; que cuesta mantenerlos. Según adelanta la web informativa Rioja2, el albergue municipal de Logroño cerrará hasta mayo para ahorrar costes. No obstante, fuentes municipales explican que, si se produce un incremento significativo de peregrinos o una necesidad puntual importante, abrirán el albergue. Lo mismo ha ocurrido en el albergue municipal de Pamplona. La concesionaria se ofreció a abrir todo el año y ahora cerrarán un mes desde el 15 de diciembre. Esperemos que el de los Cubos de Burgos no siga ese camino de estos albergues grandes.

Vota esta noticia