Este fin de semana se han juntado unos sesenta hospitaleros en Burgos capital para compartir experiencias y celebrar fin de curso entre todos.

Jesús Aguirre, presidente de la asociación jacobea de Burgos, destacó los valores de los hospitaleros, que se caracterizan por su esfuerzo y dedicación a los demás sin que reciban nada a cambio, salvo el agradecimiento de los peregrinos.

El hospitalero, agregó, es la figura más emotiva que surge en el trazado jacobeo en los últimos años. Los albergues junto con este grupo de personas dedicadas a atender a los caminantes, propician que los espacios de acogida, como son los albergues, continúen siendo un lugar de comunicación entrañable.

Vota esta noticia